lunes, 20 de mayo de 2019

Propiedades del aceite de jojoba


El aceite de jojoba es un líquido que se obtiene de las semillas de jojoba, posee una elevada vida útil y se logra almacenar durante periodos largos; pues es un líquido estable. Debido a esto, te mencionaremos las propiedades del aceite de jojoba a continuación.

Propiedades

Es parecido al sebo

Al comparar el aceite de jojoba con otros tipos de aceites extraídos de semillas, se puede notar que este posee una similitud grande con el sebo; dicha propiedad lo hace único.

Este aceite es química y estructuralmente parecido con el sebo humano que producen las glándulas sebáceas de la piel y, en algunos casos, se puede sustituir al sebo con el aceite de jojoba.

Es seguro de utilizar

No es tóxico, ni alergénico o comedogénico, lo que significa que no produce reacciones alérgicas ni tapa los poros. No irrita, lo que hace que se pueda utilizar con total seguridad alrededor de los ojos y en la piel. Puedes encontrar este producto en tu farmacia del ahorro más cercana, además disfruta de los beneficios de Farmacia del Ahorro Facturación.

A diferencia de otros aceites, este no produce la sensación de grasa cuando se utiliza en la piel. No se oxida con facilidad y no se coloca rancio pues posee triglicéridos, en comparación con aceites vegetales como el extraído de la uva o el de coco.

Contiene vitamina E y minerales

Tienen diferentes variedades de tocoferoles que forman la vitamina E y diversos minerales que son naturales. Esta es una gran ventaja ya que la vitamina E ayuda a tener una piel sana y evita el deterioro de los radicales libres.

El aceite de jojoba es un excelente antioxidante y evita el daño solar, como el cáncer de piel y el envejecimiento. Cuando está puro, presenta un color brillante como el oro y si está procesado es transparente y claro.

Evita el contagio de bacterias

La gran mayoría de las bacterias contagiosas, como el hongo Candida albicans y el Staphylococcus aureus no se llegan a reproducir totalmente y mueren al estar en contacto con el espectacular aceite de jojoba.

Incluso, funciona tan bien como anti-bacteriano que se puede llegar a utilizar como un fungicida para combatir y evitar el moho.

Por eso, el aceite de jojoba es tan efectivo, útil y resulta ser un buen aliado para muchas personas a nivel mundial.