domingo, 19 de mayo de 2019

¿Qué son Probióticos y Prebióticos?

Fuente: Farmacia San Pablo

Los nombres son extraños, pero créame, son socios indispensables para quien quiere tener una salud de hierro.

Dentro de la ciencia de la nutrición, siempre hay novedades sobre la alimentación. Afortunadamente, cada vez se descubren más alimentos que desempeñan funciones beneficiosas para el organismo humano, como la prevención de enfermedades, la protección de órganos y tejidos, el mantenimiento de las reacciones básicas, entre otras. Estos alimentos se llaman alimentos funcionales.

Una propiedad funcional según Farmacias del Ahorro es aquella relativa al papel metabólico o fisiológico que el nutriente o no nutriente aporta en el crecimiento, desarrollo, mantenimiento y otras funciones normales del organismo humano.

Los alimentos prebióticos son algunos tipos de fibra alimenticia, es decir, carbohidratos no digeribles por nuestro cuerpo. Es decir, tienen una configuración molecular que los hace resistentes a la acción de las enzimas. Este tipo de fibra tiene las siguientes funciones:


  • Ayuda para el mantenimiento de la flora intestinal;
  • Estimula la motilidad intestinal (tránsito intestinal);
  • Contribuye a la consistencia normal de las heces, evitando así la diarrea y el resfriado intestinal al cambiar la microflora colónica por una microflora sana;
  • Colabora para que sólo sean absorbidas por el intestino las sustancias necesarias eliminando así el exceso de glucosa (azúcar) y colesterol, favoreciendo así la disminución del colesterol y triglicéridos totales en sangre;
  • Tiene un efecto bifidogénico, es decir, estimulan el crecimiento de las bifidobacterias. Estas bacterias suprimen la actividad de otras bacterias putrefativas que pueden formar sustancias tóxicas.

Ejemplos de prebióticos son: frutoologosacáridos (FOS) e inulina. Los FOS se obtienen por hidrólisis de inulina. Los frutalesacáridos están presentes en alimentos de origen vegetal, como cebolla, ajo, tomate, plátano, cebada, avena, trigo, miel y cerveza. La inulina es un polímero de glucosa extraído principalmente de la raíz de la achicoria. También está en ajo, cebolla, espárragos y alcachofa. La inulina extraída de la achicoria se produce comercialmente y puede ser consumida por diabéticos como sustituto del azúcar por contener de 1 a 2 kcal / g.

Probióticos


Los probióticos son otro tipo de alimentos que se consideran funcionales. Son microorganismos que, cuando se ingieren, tienen efectos beneficiosos para la salud. Estos organismos se añaden a los alimentos, como la leche fermentada, por ejemplo.

Las bacterias más conocidas que ejercen esta función son Bifidobacterium y Lactobacillus, especialmente Lactobacillus acidophillus. Actúan produciendo compuestos como las citoquinas y el ácido butírico, que son antimicrobianos y antibacterianos, es decir, favorecen la presencia de bacterias beneficiosas en el organismo y reducen la concentración de bacterias y microorganismos indeseables. Otra forma de proteger la mucosa intestinal es metabolizar las fibras presentes y convertirlas en ácidos.

De este modo, en el medio ácido hay una disminución en la concentración de bacterias patógenas y putrefativas que causan enfermedades y gases. Otras funciones:


  • Los probióticos aumentan significativamente el valor nutritivo y terapéutico de los alimentos, ya que aumentan los niveles de vitaminas del complejo B y aminoácidos. Mayor absorción de calcio y hierro;
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico mediante una mayor producción de células protectoras y, especial importancia para los sujetos con intolerancia a la lactosa, debido al aumento de una enzima que facilita la digestión de la lactosa.


El mantenimiento del equilibrio de la flora intestinal es muy importante para nuestro organismo. De este modo, la alimentación desempeña un papel importante a través de la ingestión de alimentos que proporcionan el desarrollo en el intestino de bacterias sanas.

Función de los prebióticos y probióticos


Los prebióticos y probióticos tienen esta función y el consumo de estos alimentos debe estimularse.

Sin embargo, es importante saber que una vida sana está relacionada no sólo con los alimentos que se ingieren, sino también con el estilo de vida, la herencia, la influencia del medio ambiente y la actividad física. Por lo tanto, es fundamental darse cuenta de que una buena salud no depende sólo de alimentos funcionales, sino de varios factores que juntos proporcionan una vida sana.