Tres consejos para distraerte mientras tu hijo va a la escuela de Fútbol

Si tienes hijos sabrás lo importante que resulta tanto para ti como para ellos el hecho de que dediquen parte de su tiempo a practicar actividades que desarrollen sus habilidades físicas y mentales. Al hacer esto además de gastar la energía que suele generar conductas hiperactivas, nuestros hijos podrían estar frente a un arte que les apasione.

Como buenos padres, es nuestro deber apoyar a nuestros pequeños en las actividades a las que dediquen su tiempo libre. Pensando entonces en este papel de los padres, hoy te he traído unas recomendaciones para que puedas distraerte esperando de manera cómoda y amena mientras tu hijo va a la escuela de fútbol.

Leer un libro

Siempre es bueno llevar encima una obra clásica de literatura o algún tema de lectura que pueda resultar de nuestro interés. En algunas ocasiones un buen libro que logre atraparnos por completo, puede sumergirnos dentro de su trama y hacer que el tiempo se pase volando en apenas un abrir y cerrar de ojos.

Tejer

A medida que transcurre el tiempo esta práctica va ganando más popularidad, y no es para menos, además de ser divertido, lograrás adquirir bastante destreza con la aguja y el hilo, así que si quieres regalarles unos gorros tejidos a tus hijos o demás familiares mientras esperas de manera cómoda, esta es una gran opción para distraerte.

Aprovechar la Tecnología

Estamos viviendo la era digital, y en caso de que ninguno de los consejos anteriores te haya convencido, siempre podrás optar por distraerte con tu teléfono inteligente o tablet a través de las redes sociales o viendo algunos vídeos en las distintas plataformas que existen, con la diversión que brinda el internet, el tiempo se te pasará volando.

Seguramente en alguna de estas tres alternativas que acabas de leer encontrarás un refugio para evitar el aburrimiento distrayéndote mientras que tu hijo va a la escuela de fútbol.

Así que, la próxima vez que lleves a tu hijo a practicar el deporte que le apasiona, no olvides traer contigo un buen libro o hilos y agujas para tejer, si vas saliendo con prisa, no olvides al menos guardar el teléfono.

Luis Clemente